........1957-1967 EL CAMINO A LA ÉLITE - ELITAREN BIDEA


Balonmano con 11 jugadores
La prehistoria del balonmano en Navarra arranca en 1946, con el llamado 'balonmano a 11', jugado en campos de fútbol y con 11 jugadores por equipo. No tuvo mucho éxito ni continuidad.

López-Sanz, el doctor
Jesús María López-Sanz (Pamplona, 1928-1980), médico pediatra y entrenador nacional, pionero del balonmano en Navarra, fue uno de los fundadores de la S.C.D.R. Anaitasuna, y formó y dirigió al primer equipo de balonmano desde sus inicios hasta que estuvo asentado en la División de Honor. A los tres años de su creación, Anaitasuna ya era Campeón de España de su categoría (Bilbao, 1960). Siete años después, fue el primer equipo navarro en alcanzar la élite nacional (ascenso a División de Honor, Pamplona, 1967). 'El doctor', como algunos le llamaban, transmitía un entusiasmo contagioso, que contribuyó a popularizar el balonmano rápidamente.

Campeones el primer año
En 1957 (siendo presidente Santiago Hermida), uno de los fundadores de la Sociedad, el doctor López-Sanz promueve un equipo de balonmano 'a siete' con unos estudiantes de la antigua Escuela de Comercio. Aquel año se crea la Federación Navarra, que organiza el primer campeonato en el que nuestro club participa con dos equipos: Anaitasuna y Amistad. Los otros fueron Txarpaleta (antiguos alumnos de Escolapios), C.D. Medicina, Ruiz de Alda, Irrintzi, San Antonio y S.E.U.
Anaitasuna se proclamó campeón frente al Irrintzi, por 2-1. Jugaban Huarte, Burgos, Lassa II, Molero, Condearena, Lorenzo, Rosáin, Vera, Hermoso de Mendoza, Pérez y Oñativia (capitán); entrenador, López-Sanz.

Bilbao, 1960, primer título nacional
Tras estar a punto de conseguirlo en 1959 en Murcia, Anaitasuna se proclama Campeón de España de su categoría en Bilbao, el 1 de mayo de 1960, tras vencer por 13-11 ante el Arenas de Getxo. El equipo, entrenado por López-Sanz, estaba compuesto por Hualde, Mendívil, Gómez, Irurre, Cotelo, Condearena, Tollar (capitán), Irigoyen, Vera, Otilio, Tito Ibarrola, Mintxo Ibarrola, Dendiarena e Irigoyen. Además de Campeones de España, Tito Ibarrola recibió la copa al jugador más destacado del torneo y Condearena la del máximo goleador.

Ascenso a Primera División
Poco a poco, tras diferentes incorporaciones y una dura pugna con Vulcano, y sobre todo Boscos, por la primacía en Navarra, el equipo se consolidó como el mejor de nuestra Comunidad. En la temporada 1964-65, frente al Sant Celoni catalán, Anaitasuna consiguió el ascenso a Primera División.

A las puertas de la élite
A punto de terminar la temporada 1966-67, Anaitasuna había conseguido tocar el cielo; tras sólo 10 años de existencia, el equipo estaba a punto de llegar a la élite nacional: la División de Honor. El partido de vuelta decisivo se jugaba en Pamplona, en el Ruiz de Alda (actual Larrabide), frente al Obras del Puerto de Alicante. En el partido de ida se había perdido por 12-7.

historia balonmano
balonmano historia
balonmnano
........1967-1977 SUEÑOS CUMPLIDOS - AMETS BETEAK

 

1967, primer equipo navarro en División de Honor
Sólo habían pasado 10 años desde su creación, pero tras vencer al Obras del Puerto por 20-12, el equipo consigue llegar a la élite nacional. El domingo 11 de junio de 1967, Anaitasuna logra el ascenso a la División de Honor, el primero de un equipo navarro (San Antonio lo consiguió en 1972, y Beti Onak, en 1980).
El equipo estaba compuesto por Hualde, Baquedano, Ortigosa, Zabalza, Aldaz, Mintxo Ibarrola, Tito Ibarrola, Lecumberri, Hermoso de Mendoza y Cotelo. Juan Luis Irurre era el delegado y Jesús Mari López-Sanz el entrenador. Domingo Bárcenas, seleccionador nacional presente en el partido, alabó el nivel técnico de Anaitasuna.

1968, tres internacionales
En 1968, tres jugadores de Anaitasuna fueron convocados con la Selección Española: Jesús Baquedano, José Luis Hualde (Pope), y Mintxo Ibarrola.
La Federación, presidida por Luis M. Echeverría, encargó a nuestro entrenador, el doctor López-Sanz, la dirección de la Selección Navarra.

El mejor pabellón
Los triunfos del equipo de balonmano ayudaron a poner definitivamente en pie un proyecto largamente perseguido por los socios fundadores: la creación de unas instalaciones polideportivas en propiedad, las que hoy disfrutamos. Así, aquel éxito deportivo -que una pequeña Pamplona de poco más de 100.000 habitantes tuviese uno de los 12 mejores equipos del país y varios jugadores en la selección española (Hualde, Baquedano e Ibarrola)- dio pie a la construcción del pabellón, núcleo de las instalaciones, y facilitó la creación del club polideportivo. El largo proceso final fue gestionado por los socios Modesto Beperet, Manu Gorostizu y José Luis Ciriza (presidente de la Sociedad entre 1968 y 1978). El pabellón se inauguró en junio de 1971. Además el balonmano, poco antes desconocido, se convirtió en uno de los deportes más populares en Navarra.

balonnmano
BALONMANO
........1977-1997 FILOSOFIA DE CANTERA - JOKATZAILE HARROBIAREN FILOSOFIA


Última visita a la División de Honor
Anaitasuna regresó a la División de Honor en 1979, merced a su buena actuación en la fase de ascenso y a la renuncia a última hora del SEAT. El equipo blanquiverde iba a firmar sus cuatro últimos años en la máxima categoría con un plantel navarro casi al 100%. Malos tiempos eran ya ésos para un balonmano aficionado, y pese a ello, primero con Miguel Chivite y después con Sebastián Jáuregui, se logró ese éxito que fue mantenerse año tras año en la categoría.

El adiós ¿definitivo?
En la temporada 82/83, sin patrocinio y obligado a tirar por completo de cantera, el descenso fue inevitable. Comenzaba una nueva etapa en el equipo que, en cierto modo, todavía continúa.

Renovación
Los años 80 fueron en el balonmano anaitasunista de introspección en la cantera. La labor de Alfonso Gámez, de Sebastián Jáuregui, de Hermoso de Mendoza, de José Garralda, da sus frutos y nutre de jugadores no sólo al primer equipo de Anaitasuna sino a otros clubes que ofrecen a esos jugadores el salto al profesionalismo. De la cantera blanquiverde saldrán, entre muchos otros, jugadores que llegarán incluso a la selección absoluta, como Iñaki Ordóñez o Alberto Martín.

Rápida sucesión de técnicos
Desde Cruz Ibero -posterior seleccionador nacional- comienza a mediados de los 80 una etapa de continuos cambios de entrenador, siempre respetando la filosofía de jugar prácticamente con los de casa. Jesús Jericó -un componente clave del último equipo de División de Honor-, Eduardo Goñi, Andrés Pérez Indart, Sebas Jáuregui, Raúl Azcona -otro jugador de casa de toda la vida-, Txema Urdiain, Txema Senosiain -tras el retorno de su exitoso paso como jugador por la máxima categoría-.

Los últimos intentos
En la temporada 89/90, de la mano de Eduardo Goñi, Anaitasuna estuvo muy cerca de regresar a División de Honor, con la apuesta incluida de fichar un extranjero -el yugoslavo Ljeskovic- en busca de ese plus que diera más consistencia a una plantilla de casa. Los Azcona, Egaña, Izquierdo, Simón, Elizondo, Pope Goñi, Iñaki y Carlos López, Santos, Iriarte, Ortín, De la Ossa y Senosiain estuvieron a punto de lograr la machada ante rivales con presupuestos mucho mayores. El tercer puesto en la fase de ascenso dejó al equipo al borde del éxito.
Y en la campaña 93/94, de la mano de Sebas Jáuregui, se repitió la historia y Anaitasuna se quedó a las puertas de la División de Honor con un nuevo tercer puesto en la fase de ascenso.

balonmano
balonmano
balonmano
..1997- 2007 UN SITIO EN EL BALONMANO NACIONAL - NAZIOARTEKO ESKUBALOIAN LEKU BAT

 

Honor a la historia
En su quinta década de existencia, Anaitasuna sigue haciendo honor a su historia. Todos sus rivales saben que se enfrentan a uno de los equipos con más pedigrí del balonmano nacional, que la palabra Anaitasuna evoca una manera de hacer y crear balonmano, de trabajar con mimo en un proyecto de club, de ayudar a crecer a los chavales desde muy jóvenes hasta verlos eclosionar.

En la mejor categoría 'amateur'
Aunque también se está 'infectando' rápidamente con el virus del profesionalismo, Anaitasuna ha encontrado en la División de Honor B el último reducto para el balonmano 'amateur', el de esos clubes que no creen en faraónicos proyectos de equipos creados a golpe de talonario que se dejan el espíritu por el camino.

Hasta donde nos merezcamos
Llegar hasta donde se merece llegar la gente de casa sigue siendo el impulso del balonmano de Anaitasuna, y eso hace que cualquier éxito sepa igual de bien que un gran título. Éxitos como, por ejemplo, el ascenso a la División de Honor B en la temporada 2005/2006, de la mano de Juanto Apezetxea. Una categoría en la que Anaita se intenta consolidar con sus armas de siempre, ésas en las que confía para llegar un día a celebrar su centenario.

balonmano
HISTORIA BALONMANO ANAITASUNA
Copyright 2010 S.C.D.R. Anaitasuna. Todos los derechos reservados. webmaster@anaitasuna.com
VOLVER
balonmnano
HISTORIAEscuela de BalonmanoPatrocinadores